alertaletrastit                 droid_fixing_another_droid_md_wht 

barras_b4

 

PREGUNTAS FRECUENTES DE SINTAXIS, LÉXICO Y OTROS ASPECTOS DE LA LENGUA ESPAÑOLA

 

 

Aquí respondemos las preguntas que se formulen con frecuencia. Las que sean muy puntuales se aclaran en clase, o por correo electrónico. Naturalmente, este servicio se limita a los alumnos (y ex alumnos) del IES, y por ello cada correo deberá llevar el nombre y curso de quien formule la pregunta.

 

        Escribe a la dirección que aparece en el recuadro, aunque sea para saludar y decir qué te parece la página.

 

 

alertamail

 

 

¿Qué es un sintagma nominal en aposición?

 

¿Qué es un vocativo? ¿En qué se diferencia del sujeto?

 

¿Cómo distingo un pronombre, un determinante o un adverbio que tienen la misma forma, como “mucho”?

 

¿Cómo distinguir una perífrasis verbal de una locución verbal?

 

¿Cómo se averigua la función de un pronombre relativo?



Dudaban

 

¿Qué es un sintagma nominal en aposición?

 

Un sintagma nominal consta de un núcleo (o varios) que a su vez puede ir acompañado de determinantes (que lo concretan) y de adyacentes o complementos que añaden variada significación al núcleo. La función de complemento o adyacente la puede desempeñar un adjetivo, un sintagma preposicional, una subordinada adjetiva y otras categorías (comprueba estos aspectos en Cómo analizar la oración simple y en Cómo analizar la oración compuesta o compleja). También puede desempeñar la función de Adyacente un Sintagma nominal, sin preposiciones que lo enlacen al núcleo. Por ejemplo, en la oración:

 

Picasso, el gran pintor español, fue el autor del cuadro “Guernica”

 

Tenemos un SN, el gran pintor español, que actúa como adyacente del núcleo del SN sujeto, Picasso. También vemos un sustantivo, “Guernica”, que actúa como adyacente del sustantivo cuadro. Como ves, no tienen preposiciones u otros enlaces que los unan a los sustantivos a los que complementan. Por eso se dice que están “en aposición”.

 

Además, podemos observar alguna diferencia entre ambos: el primero añade una información que no es necesaria para la oración, aunque le añade cierta significación. Podríamos perfectamente eliminarlo y decir Picasso fue el autor del cuadro “Guernica” . Este sintagma se halla en aposición explicativa, y por ello se escribe entre comas.

 

En el segundo caso, el sustantivo “Guernica” no se puede eliminar (a no ser que el interlocutor al que se dirija la oración ya sepa de qué cuadro se habla). Especifica cuál es el cuadro al que nos referimos, y por ello hablamos de una aposición especificativa. En este caso no se escribe entre comas, para indicar que es necesaria y no un añadido que se puede eliminar. (Sobre el empleo de las comas en las explicaciones o incisos, consulta el Repaso a las reglas de acentuación básicas, en esta página web.)

 

La aposición es muy frecuente. Podemos ver algunos ejemplos que darán una idea de su variedad y composición. Observa que, a veces, puede encontrarse alguna otra palabra entre sustantivo y el adyacente en aposición (subrayamos el sustantivo núcleo y el sustantivo o SN que funciona como adyacente en aposición, y marcamos éste último en rojo):

 

Julio César, el dictador de Roma, murió asesinado en el Senado.

 

Antiguamente se creía en la existencia de hombres lobo y otros seres fabulosos, monstruos forjados por la imaginación del ser humano. (Adyacente de seres)

 

El periódico recibió una carta bomba enviada por un tal Pepe, un perturbado.

 

 

¿Qué es un vocativo? ¿En qué se diferencia del sujeto?

 

 

En una oración, el vocativo es el SN que indica a quién va dirigida la oración, como mensaje que es. No debe confundirse con el sujeto, pues aunque pueden coincidir los referentes de vocativo y sujeto, EL SUJETO CONCUERDA CON EL VERBO, Y EL VOCATIVO NO concuerda necesariamente. Veamos:

 

María, hoy hace mucho frío (María es vocativo; no hay sujeto en esta oración impersonal)

 

María, vámonos a casa (el sujeto de vámonos es nosotros; el verbo no concuerda con María)

 

                María, ven a casa (María sigue siendo vocativo, no sujeto)

 

 

¿Cómo distingo un pronombre, un determinante o un adverbio que tienen la misma forma, como “mucho”?

 

 

No es difícil. Observa y recuerda: el determinante (adj. determinativo) acompaña al sustantivo; el pronombre lo sustituye; y el adverbio modifica o complementa un verbo o un adjetivo.

 

        Hace mucho calor (adj. det. que determina a calor)

       

        ¿Necesitas papel? Yo tengo mucho (pronombre que sustituye a papel)

 

        Ese chico corre mucho (adverbio, que complementa a corre como CC)

 

       

¿Cómo distinguir una perífrasis verbal de una locución verbal?

 

 

Fácil. Tanto las perífrasis como las locuciones verbales son formas que se componen de varias palabras. Pero observa:

 

        La perífrasis verbal tiene dos verbos: Ha estado paseándose por aquí

 

                                                               Anda diciendo tonterías de vosotros

 

                                                               A veces hay que enfrentarse a la verdad

 

        La locución tiene sólo un verbo, más otras palabras que no son verbos

 

                                                               Tu amigo hizo el tonto todo el rato (=tonteó, bobeó)

 

                                                               Todos los sábados se tumba a la bartola (=vaguea)

 

                                                               El fracaso le hizo polvo la moral (=destrozó)

 

        Lo que sí puede ocurrir es que una locución forme parte de una perífrasis, como cualquier otro verbo:

 

                No debes tumbarte a la bartola cuando no tienes exámenes

 

                Anda haciendo el tonto en cuanto ve a esa chica

                                                              

 

        En este caso, señalaremos que hay una perífrasis verbal cuyo verbo principal es una locución verbal.

 

 

        ATENCIÓN: no confundas ninguno de estos casos con la aparición de dos verbos de dos proposiciones diferentes. Para aclararte, consulta la sección Cómo analizar la oración compleja. Tampoco confundas la perífrasis verbal con la figura retórica conocida como perífrasis o circunlocución (consulta esta figura en la Guía de figuras retóricas y recursos literarios).

 

 

¿Cómo se averigua la función de un pronombre relativo?

 

        Lo puedes consultar en la sección Cómo analizar la oración compleja. De todos modos te lo copiamos aquí porque es una pregunta que aparece a menudo:

 

Supongamos la oración

 

                Tengo un perro que es muy cariñoso

 

        La proposición subordinada adjetiva es que es muy cariñoso. Funciona como adyacente de perro, en el SN un perro que es muy cariñoso.

 

        Para saber qué función cumple el relativo que, hagamos lo siguiente:

 

        1) sacamos la proposición de la oración: que es muy cariñoso 

 

        2) Cambiamos que por su antecedente (perro, o un perro): un perro es muy cariñoso

 

        3) Analizamos y vemos que un perro es sujeto de es.

 

        4) Por lo tanto, el relativo que cumple la función de sujeto de es

 

Así pues, los pronombres relativos tienen en la oración subordinada la misma función que tendría en tal subordinada la palabra a la que  sustituyen.

 

Pero ¡cuidado! No es la función que el antecedente cumple en “su” proposición, sino la que tendría en subordinada. El SN un perro es CD en la principal, y el pronombre relativo es Sujeto en la subordinada.

 

 

 

 

 

walking

 

AHORA YA LO SABES

¿NO ES MEJOR ASÍ?

 

tus_neuronas